VIVES baldosas porcelanicas
NUESTRAS ACTUACIONES

NUESTRAS ACTUACIONES

¿Qué es el Protocolo de Kioto?

La toma de conciencia por parte de la Comunidad Internacional del aumento global y sistemático de la temperatura media de la Tierra y su relación con la emisión de gases de efecto invernadero, dio lugar en 1997 al Protocolo de Kioto, mediante el cual, los países industrializados que lo suscribieron se comprometieron a adoptar medidas concretas para reducir la emisión de estos gases y frenar así el cambio climático. El Protocolo de Kioto creó una serie de mecanismos para el cumplimiento de los compromisos adquiridos, entre los que se encuentra el comercio de derechos de emisión.

Comercio de derechos de emisión

VIVES participa en el comercio de derechos de emisión a través de sus instalaciones de CERAMICA VIVES y FERRAES CERAMICA dentro del periodo de comercio 2013 – 2020, recibiendo una asignación anual gratuita de derechos de emisión. Anualmente VIVES verifica mediante un organismo de control autorizado, sus emisiones de CO2 y entrega a la administración un número de derechos de emisión equivalente a las tonelada de CO2 emitidas. Las emisiones de CO2 contempladas son tanto las producidas por la combustión de gas natural en sus instalaciones fijas, como las emisiones de CO2 emitidas en la cocción de las baldosas a alta temperatura debido a la descomposición de las arcillas.

Una pequeña contribución en la lucha contra el cambio climático

Por otro lado, hemos incorporado en nuestras instalaciones de Ferraes Cerámica, S.A. un novedoso sistema pionero en el sector para el plastificado de nuestros productos paletizados que no consume gas natural. Este sistema utiliza una bobina de film elástico de forma tubular que ajusta directamente sobre la carga paletizada y no necesita calentamiento mediante quemadores de gas natural como en los sistemas convencionales, reduciendo así las emisiones CO2. Se estima que con este nuevo sistema podemos reducir el consumo de gas natural alrededor de 2400 Nm3/año en el plastificado de productos paletizados, equivalente a una reducción de nuestras emisiones de 5,2 toneladas de CO2 / año, haciendo de esta manera una pequeña contribución en la lucha contra el cambio climático.