VIVES baldosas porcelanicas
SOLUCIONES

Recomendaciones

Durante los trabajos de ejecución

Dado que el pavimento no es el último elemento a colocar en una obra, será necesario una vez instalado darle una adecuada protección frente a posibles daños que pudieran ocasionar trabajos posteriores, para lo cual deberá cubrirse con cartón, plásticos gruesos o con una capa de serrín.

Limpieza inicial después de haber colocado los azulejos

Los restos de suciedad que se generan tras la puesta en obra se eliminarán fácilmente con un desincrustante comercial o, en su defecto, con un detergente de base ácida, si bien deberá tenerse en cuenta la resistencia química indicada por el fabricante de las baldosas.

Para la utilización de productos de limpieza, deberán tenerse en cuenta las siguientes consideraciones generales:

  • Nunca debe efectuarse una limpieza ácida sobre pavimentos recién instalados, porque el ácido reacciona con el cemento no fraguado, pudiendo deteriorar las juntas o depositar compuestos insolubles sobre su superficie.
  • Es conveniente impregnar la superficie con agua limpia previamente a cualquier tratamiento químico, previniendo así la posible absorción de los agentes utilizados por el material de rejuntado, y aclarar con agua inmediatamente después del tratamiento para eliminar los restos de productos químicos.
  • No deben utilizarse espátulas metálicas ni estropajos abrasivos, siendo adecuadas las esponjas, preferentemente naturales.
  • Este tipo de operaciones deben ser realizadas por personal experimentado, teniendo en cuenta las características de las baldosas y las recomendaciones del fabricante en un lugar poco visible.

Cuidado ordinario

La limpieza cotidiana de las baldosas de gres es particularmente simple, ya que únicamente se requiere agua limpia a la que puede añadirse un detergente de base alcalina.

No se recomienda el uso de ceras, aceites o productos similares, ya que la nula porosidad de la superficie vidriada impide la correcta aplicación.

Eventualmente, podemos encontrarnos frente a manchas de tipo doméstico que no pueden ser totalmente eliminadas con un detergente comercial, por lo que será necesario el empleo de disolventes o agentes limpiadores específicos. Deberá consultarse previamente la clase de resistencia química de la baldosa y, para mayor seguridad, es conveniente hacer una prueba de la limpieza sobre piezas de reserva o en un lugar poco visible.

Complementos de mármol natural

Éste es un producto natural extremadamente delicado.

Aconsejamos para su buena conservación que:

  • Una vez colocado, retiren los restos del material de colocación (cementos, etc.) con una esponja y abundante agua, sin frotar sobre las piezas.
  • En posteriores limpiezas no utilizar detergentes en polvo, soluciones ácidas o alcalinas, ni estropajos abrasivos. Es suficiente una bayeta húmeda y jabón neutro.

No aceptamos ninguna reclamación sobre material que no cumpla estas normas de colocación y uso.

Este producto ha sido sometido en su proceso de fabricación a rigurosos controles de calidad.